12 de septiembre de 2014

TOMORROW BELONGS TO ME

¿Recordáis la escena? En una soleada salida campestre se tropiezan con una fiesta de gente normal en la que un jovencito de angelical cara comienza a taraear una bucólica canción. Dos minutos de canción que hacen mutar a toda esa gente normal y convertir el angelical rostro del joven rubito en la pura estampa del horror.

Y Bryan Roberts le pregunta a su amigo Maximilian:

"¿Y AÚN CREÉIS QUE LOS VAIS A PARAR?"



1 comentario:

Anónimo dijo...

Escucha, Gavión. Te ha faltado poner el enlace al corto de Cabaret.
Te lo bato en alemán, que da más miedo.
https://www.youtube.com/watch?v=FN7r0Rr1Qyc

VIL.LINGÜIMO