18 de octubre de 2007

Geografía tanguera II

Como este foro intenta, en lo que a mi parte toca, conseguir que al menos una persona (con una es suficiente, como Noé) se acerque lo bastante al tango como para huir de él con conocimiento de causa, no es aconsejable ejercer de erudito de la música popular del Rio de la Plata. Sin embargo, y en honor a un amigo que va a dejar de serlo si no recibo pronto noticias suyas, por hoy nos saltaremos esa máxima.
EL TANGO EN FINLANDIA
Durante estas últimas décadas, por motivos tanto económicos como políticos, ha llegado una gran cantidad de argentinos a Europa (eso no es erudición, es observación). Con ellos han proliferado las milongas, clases de baile, páginas web caducadas, e incluso grupos instrumentales y cantores. No quiere decir esto que haya surgido un tango europeo, ni siquiera que guste especialmente. Sencillamente se ha "sucursalizado", y no hay más que ver a la gente que frecuenta cualquier evento tanguero en España o en Italia para darse cuenta de que no más de un cinco o diez por ciento son nativos. Y teniendo en cuenta que rara vez hay más de veinte o treinta personas, ese porcentaje queda cubierto por mí.
Hay, sin embargo, un país que sí vive el tango (o tanko, como ellos lo llaman) y lo ha hecho prácticamente su música popular, y por raro que parezca, este país es Finlandia.
No se entiende muy bien qué puede unir a nórdicos y rioplatenses si no es la melancolía, en unos al país y la familia abandonada y en otros al sol que las brumas le roban, pero el caso es que desde principios del siglo XX se canta y compone tangos en Finés.
En 1915 Iivari Kainulainen (que aunque parezca mentira no era ni saltador de saltos de esquí, ni corredor de maratón) compone el primer "tanko" finés del que se tiene constancia grabada, y ya en los años cuarenta, con el desgarro en el cuerpo producido por la guerra mundial, se impone la voz de Olavi Vinta que durante treinta años comparte sus éxitos con una vida de excesos que para sí la hubiera querido el propio Julio Sosa.
Se cambian los pingos por los renos, la voiturette por el trineo, el bandoneón por el acordeón, y el Lunfardo por el Finés, y eso los hace propios. Unto Mononen, Reijo Taipale, Arja Saijonmaa, "Satumaa", "Kotkan Ruusu", Eino Gron ... ( seguro que me ha faltado algún signo de estos ¨ ^ , pero vaya usted a saber dónde), son himnos y figuras en su país.
Tanto es así que, probablemente, el más multitudinario de los festivales de tango del mundo (incluso por encima de los de Buenos Aires), el Tangomarkkinat, se celebra todos los años durante una semana de Julio (verano naturalmente) en la ciudad de Seinäjoki. Más de veinte años llevan reuniendo a casi 200.000 personas en un pueblo de no más de 30.000 habitantes que huyen despavoridos en cuanto se acercan las fechas.


Prometo no volver a dar más la tabarra , pero el tango no sólo es Gardel

1 comentario:

eva dijo...

Por fin te localicé. Me gusta tu blog.